¡PIDE AQUÍ TU PRUEBA GRATIS!

¿Cómo funciona este tipo de laser?

La energía del láser se focaliza en los puntos de la piel donde haya tinta y después de haber elegido una potencia y filtros adecuados se proyecta en la piel. Los pigmentos absorben la energía y estallan rompiendo la cápsula donde se encuentran alojados. Los restos de pigmentos que hayan vuelto a quedar libres en el cuerpo serán eliminados por el sistema linfático.

Pasado un tiempo prudencial (mínimo 1.5 meses) repetiremos la operación con algo más de potencia. Harán falta de 3 a 10 sesiones para eliminar completamente el pigmento. Aunque con 2 sesiones podremos dejar la piel preparada para volver a tatuar encima (cover up). Insistimos en que el número de sesiones variará según cada caso, por lo que no se puede garantizar un resultado por número de sesiones, es el cuerpo quién se encarga de eliminar el pigmento.

1¿Deja señales? ¿Quema?
Este tipo de laser es foto acústico y no térmico. El principio básico se basa en que el láser cosmético Ink Hunter, emite un haz de luz a una gran velocidad (5-8 nano segundos), con lo que no hay tiempo a que la piel absorba suficiente energía para quemarse.
¿Importa hacer una sesión de fototerapia a posterior?
Los resultados hablan por si solos, la regeneración observada durante los primeros días por clientes que han recibido una sesión de fototerapia es mucho más rápida que los que no. Consigue un efecto bio estimulante y anti inflamatorio, por lo que recomendamos su uso encarecidamente.
2¿En cuántas sesiones se puede eliminar un tatuaje?
Siempre dependerá de la densidad de la tinta, antigüedad del tatuaje, profundidad donde se halla el pigmento y del tipo color. Cabe remarcar que en colores como el amarillo o el verde el número de repeticiones puede alargarse mucho más y no podremos obtener unos resultados óptimos. Si tuviéramos que indicar un promedio podríamos decir que nos harán falta sobre 5 sesiones con un tatuaje con pocos colores claros.
3Cuidados posteriores
Inmediatamente después del tratamiento se producirá enrojecimiento e hinchazón de la zona tratada.
Puede tener una sensación de escozor o quemadura después del tratamiento, generalmente esta sensación cede unas horas después del tratamiento.
  • Evite frotar o rascar la zona que ha sido tratada.
  • Aplicar la pomada de tratamiento cada 8 horas, de 5 a 7 días.
  • Procure evitar baños, duchas muy calientes, saunas y ambientes calurosos durante estos días posteriores a su tratamiento.
  • Utilice un jabón neutro para lavar la zona tratada. No frote ni use esponjas ásperas sobre estas áreas. Secar con una toalla limpia presionando suavemente sobre la zona y sin arrastrar inmediatamente después del lavado.
WhatsApp chat